23.5.18

Fossil entra en la batalla del reloj digital: modelos íntegramente de metal a un precio rompedor


En uno de los programas de "La hora de la hora" se hace mención a ellos, y hemos decidido también traerlos aquí por su interés, no por el reloj en sí, sino por quién lo fabrica: Fossil, uno de los mayores fabricantes de relojes del mundo, y uno de los que más venden. De momento solo disponible en dos colores, y solo con display invertido (ese es su punto más negativo) estos Fossil Rutherford son una alternativa más que interesante para quienes busquen un digital de metal, de estilo old-school, y a un precio muy interesante, de 155 $. De momento en España no los he podido encontrar, pero supongo que será cuestión de tiempo que sus distribuidores europeos comiencen a venderlo.

El Fossil Rutherford FS5450P y FS5449P es un modelo unisex con display íntegramente de segmentos, que ofrece dos zonas horarias, temporizador, cronógrafo, alarma y señal horaria. No hemos podido confirmarlo, pero la etiqueta "key" parece responder a la posibilidad de silenciar los pulsadores, con lo cual tendríamos un digital realmente muy atractivo. A Fossil solo le falta una versión en positivo "para liarla", esperemos que esté al llegar.

21.5.18

Mis nuevas pulseras de silicona


Ya os hablé en su día de las pulseras O-People (hoy pulserisimas.com), unas pulseras de silicona de las que soy un gran fan: cómodas, ligeras, y con los beneficios de la silicona (se pueden lavar y mojar sin problemas, hipoalergenicas, etc...). Las anteriores me duraron mucho tiempo, y aunque siempre las pido en color blanco (que tiene el defecto de amarillear con el uso, algo que no me importa) en Pulserisimas ofrecen mucha más variedad de colores.

Al contrario que en las anteriores, en donde elegí poner solo el nombre de mi hermana, en estas decidí poner el nombre de ella y el mío juntos.

16.5.18

La falacia de Dinahosting


Dinahosting es un horrendo servicio de alojamiento y venta de dominios web que tiene su sede en Galicia (concretamente en Rúa das Salvadas 41, bajo 15705, de Santiago de Compostela). Es infumable, insoportable y con un trato demencial, además de una tecnología y recursos de gestión esperpénticos (aparte de muchos otros problemas de otro tipo, que mejor no contaré aquí pero que si tenéis un poco de imaginación lo podréis suponer, porque os quedaríais helados; digamos que tened mucho cuidado con dar vuestros datos o números de cuenta, tarjeta de crédito o bancarios, a esos tipos).

Una vez fui cliente de ellos y al ver cómo funcionaban, decidí irme sin esperar a que terminara el periodo que yo había pagado. O sea: decidí "regalarles" el resto del tiempo de validez del periodo que me habían ya facturado, solo por olvidarme de ellos. A partir de ese momento comenzó toda una odisea: llamadas y más llamadas (pagándolas de mi bolsillo, claro), peticiones de que eliminasen mis datos, contactos con la Agencia de Protección de Datos porque a ellos no les daba la gana borrarme de sus bases de clientes (cosa que están obligados a hacer por ley). Al final conseguí que me prometieran que me eliminarían y destruirían todos mis datos personales. Respiré tranquilo. Hasta esta semana.

Yogures Danone "Edición 1919"


Cuando parecía que la moda de lanzar alimentos inspirados en productos antiguos se acababa, llega Danone para confirmar que ni mucho menos es así. Desde el fabricante galo (bueno, de origen español pero desde 2002 es una compañía francesa, con su sede central en París) han lanzado hace tiempo su "edición vintage", un yogur que, con una cuidada estética retro y colores sepia quiere hacer recordarnos los yogures de aquellos primeros años del siglo pasado. Por supuesto, cualquier parecido con el original es simple coincidencia.

Y esa falta de coincidencia empieza ya en el envase, cuyo plástico era inexistente en aquellos tiempos, incluso el pack exterior en cartón no es original, pues los yogures en sus inicios no venían con él (de hecho, ni venían en packs de cartón los yogures hasta bien entrados los ochenta), simplemente vendría el yogur en un "frasquito". Pero si nos vamos atrás en el tiempo, en 1919, el envase original era de porcelana, y el yogur era un alimento que solo se consumía en ocasiones especiales. El logotipo que veis en los envases de Edición 1919 está inspirado en aquel.

8.5.18

Evolución de calcetines: del ayer, al hoy


Una de mis marcas favoritas de calcetines es Wilson. Junto a una durabilidad reseñable, añade una relación calidad/precio bastante buena, además de ser fácilmente de encontrar en tiendas. Por si fuera poco, están hechos en Europa (su firma tiene la sede europea en Bulgaria, concretamente) y no en China, Pakistán o Vietnam, como la mayoría de prendas de ropa de este tipo.

Hace unos años adquirí un pack y he decidido que sería interesante comparar su evolución respecto a los mismos calcetines que se comecializan hoy en día. No es, por ello, una comparación de un elemento "vintage" o antiguo, sino de una prenda de hace unos pocos años. Pero aún así es llamativo lo que cambian productos de este tipo en solo unos pocos años.